viernes, 25 de diciembre de 2009

Palabra de Dios

Palabra de Dios

—¿Por qué pensaste que necesitabas grandes riquezas materiales para rendirme culto? ¿Acaso no valen lo mismo el oro y el barro por ser ambos mi creación por igual?

—¡Oh, Padre eterno! ¡Perdona a este pobre necio!

—¿Cómo pudiste erigirme un templo de simple ladrillo? ¿Acaso no creé yo materiales preciosos por algo? ¿Acaso no merezco lo mejor que puedas ofrecerme?

—Perdón, Señor... Perdón...

—¡Ja ja ja ja! Podría pasarme así toda la eternidad.

—¿Retrasamos el fin del mundo otra vez, jefe?

—¡Oh, sí! Quiero al menos un par de generaciones más de esto.

10 comentarios :

  1. Parafraseando a Saramago de una forma más chabacana: Dios, de existir, sería un capullo ^_^

    ResponderEliminar
  2. Eso explica por qué en la Biblia Dios termina matando a más personas que Satanás...

    Para dioses así, quién necesita demonios :P

    ResponderEliminar
  3. Dios, qué bueno. Este es de los mejores que has hecho.

    ResponderEliminar
  4. Humm, y yo que ya quería verte llegar a ajustar cuentas. Ya es tiempo. No lo retrases mas por favor.

    ResponderEliminar
  5. jajaja esa imagen no tiene precio, ya veo porque tengo tantas dudas. dios es mas cool de lo que pense.

    ResponderEliminar
  6. que fome!!!
    Por lo menos si te vas a reir de esto hazlo con gracia ;)

    ResponderEliminar
  7. De las mejores en mucho, mucho tiempo

    ResponderEliminar
  8. Pensaba que ese dios cachondo con las lágrimas brotándole de la risa era insuperable hasta que leí el anónimo: ése ha sido desternillante.

    ResponderEliminar
  9. Queridos, confunden a Dios con sus publicistas...

    ResponderEliminar

Su comentario no molesta. Sírvase utilizar un nombre o pseudónimo para distinguirse de los demás comentaristas. La casa se reserva el derecho de admisión y permanencia. Spam y off-topics, abstenerse.