viernes, 21 de enero de 2011

Emergencia

Emergencia

—¡Es culpa mía! ¡Tendría que haberlo cuidado mejor!

—No es culpa de nadie. Estas cosas pasan. Mirá, acá viene.

—¡MI BEBÉ! ¿Qué pasó? ¿Qué te hiciste?

—Los demás chicos... Me desafiaron a hacer una piedra tan pesada que yo mismo no pudiera levantarla.

—Y le salió una preciosa hernia.

—¡Que sea la última vez que hacés algo así! ¡Casi me matás del susto!

10 comentarios :

  1. Genial, gran contraejemplo a un todopoderoso que todo lo puede... o no... o nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacer una piedra que ni yo mismo pudiese levantar xD

      Eliminar
  2. Pobre Diosito herniado, y lo que la mujer dios vista de rosa, ¿no crees que es un estereotipo?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y como sabes que es una mujer??? Mmm se supone que el Dios de la biblia es el amarillo

      Eliminar
  3. jajajaja, voy a estar riéndome todo el día.

    ResponderEliminar
  4. Desde pequeño Dios tiene tendencia a crear mundos insostenibles

    ResponderEliminar
  5. Hola Andres, tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes munekitacate@gmail.com

    besos

    Catherine

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja me encanta como el padre Dios se caga de la risa con la historia del nene xDDD

    ResponderEliminar
  7. Qué bueno Andrés... ¡Me encanta!

    ResponderEliminar

Su comentario no molesta. Sírvase utilizar un nombre o pseudónimo para distinguirse de los demás comentaristas. La casa se reserva el derecho de admisión y permanencia. Spam y off-topics, abstenerse.