viernes, 16 de marzo de 2012

Cenizas

Cenizas

—Era un ateo que quiso incendiar una iglesia. Pero apenas encendió el fósforo, se prendió fuego él mismo sin querer y se consumió en minutos.

—¡Qué espanto! ¿Cómo fue que ardió con tanta facilidad?

—Es que estaba hecho de paja.

9 comentarios :

Su comentario no molesta. Sírvase utilizar un nombre o pseudónimo para distinguirse de los demás comentaristas. La casa se reserva el derecho de admisión y permanencia. Spam y off-topics, abstenerse.