viernes, 19 de diciembre de 2014

El aroma de los libros

El aroma de los libros

—Seguís con esos libros electrónicos, ¿eh? No sabés lo que te estás perdiendo. El olor, por ejemplo. No hay nada que se compare al olor a libro nuevo.

—Parte de ese olor se debe a compuestos orgánicos volátiles liberados por los adhesivos de la encuadernación. Literalmente estás aspirando pegamento.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Su comentario no molesta. Sírvase utilizar un nombre o pseudónimo para distinguirse de los demás comentaristas. La casa se reserva el derecho de admisión y permanencia. Spam y off-topics, abstenerse.