martes, 31 de marzo de 2015

Sexo fuerte, sexo débil

Sexo fuerte, sexo débil

—Ya le expliqué que este trabajo es para hombres. Las mujeres no tienen la fuerza necesaria.

—Pero...

—¡Basta! No voy a contratarla y se acabó.

—Qué fácil que la tienen, ¿eh?

—Al cabo, para rompernos la espalda con los trabajos pesados estamos nosotros-

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Su comentario no molesta. Sírvase utilizar un nombre o pseudónimo para distinguirse de los demás comentaristas. La casa se reserva el derecho de admisión y permanencia. Spam y off-topics, abstenerse.